sábado, 21 de diciembre de 2013

¿Para qué diantres quiero un booster?

Nuestro proyecto de maqueta digital crece y está colapsando nuestra central digital. ¿Qué hacemos ahora?,  pues incorporamos un booster... o dos...o más.  ¿así de fácil?, ¿cómo?, ¿cuál?, "¿lo qué?"... Atención a las próximas entradas de esta nueva etiqueta.


Por fin estamos planificando una maqueta. Queremos metros y metros de vía, una estación oculta con una docena de vías apartadero, dos o mas rampas, tres estaciones, más la de clasificación... por supuesto... una plataforma giratoria, y ¡quiero que circulen mis 27 locomotoras y todos mis vagones iluminados!. Vamos a montar luces, muchas luces, semáforos, detectores de presencia para el control por ordenador... y espera..., porque algo más se me ocurrirá... Pero todo esto necesitará toda una central eléctrica, vale, también una central eléctrica a escala... Y como todo estará controlado por decodificadores, vamos a necesitar corriente digital "por un tubo". Buff mi central sólo da 3 amperios... ¡mi gozo en un pozo!. ¿Y ahora qué hago?.

Necesitamos algo que sea capaz de entregar más corriente a la vía, un amplificador: un booster.

Un booster (del inglés boost: aumentar potenciar, impulsar) es un dispositivo amplificador que permite proporcionar la señal digital a más consumos de los que inicialmente es capaz de controlar la central. Además, al quedar intercalado entre la central y las vías, nos proporciona un aislamiento entre ellos, de manera que si ocurriera un problema serio en las vías quién lo sufriría sería el booster, no la costosa central digital.

Märklin ha ofrecido boosters desde el principio (6015, 6017..). Con ellos se han podido "agrandar" las maquetas digitales. Al principio los booster que proporcionaba el fabricante eran las únicas opciones. Al tiempo estuvieron disponibles en la red diseños domésticos de aficionados, así como productos de otros fabricantes que son compatibles con el material Märklin. Existen en la red muchísimos diseños para 2C, y sólo unos pocos específicos para 3R.

La mayoría de los booster del mercado están diseñados para conectarse a la salida auxiliar de la central digital. En el caso del conector estándar Märklin, se transmite una señal digital "de bajo nivel" y se dispone de otra señal de marcha/paro, además de la masa. También hay una señal que "vuelve hacia la central" informando de que hay un problema en el trazado de la maqueta (cortocircuito en las vías). El booster ( o varios boosters ) amplifican esta señal de bajo nivel y permiten suministrar la señal digital de nuestra central a más dispositivos.


Vale, ya sabemos como alimentar toooooda nuestra maqueta, ¡vamos a darle un buen "chute"!... Al igual que con los supertransformadores no es una buena idea utilizar un único booster que proporcione la totalidad de la intensidad que precisamos en la maqueta.

Ya hace tiempo, en su web, el Dr. Köenig mencionaba que había soldado una rueda a las vías. El "culpable" era un booster EDITS de 10A. Lo más prudente es, una vez más, seccionar el trazado y utilizar varios booster. Pero... ¿y por qué no un booster de 20 amperios y alimentar las secciones a través de fusibles de menor valor?. Podría ser una solución, pero es interesante que en caso de que haya una avería en un booster, cambiando el averiado por otro, todo vuelve a funcionar. Si se estropea nuestro superbooster la maqueta estará "en dique seco" un tiempo y tener otro de esos "mastodontes" de recambio... no es económicamente recomendable. En caso de cortocircuito en un tramo, el booster de 3 o 4 amperios avisaría a la central de la incidencia, pero en caso de un superbooster con fusibles simplemente fundiría el fusible de ese tramo y el resto de los trenes seguiría funcionando, con la incidencia aún en la vía. La central no se enteraría, a lo mejor nosotros tampoco. Esto no parece deseable.

Se comercializan varios booster de marcas como LDT, Tams, Uhlenbrock, ESU (1)..., algunos por la mitad de precio que el original Märklin. Si eres "manitas" puedes montar alguno de los que se ofrecen en kit: ahorro y diversión asegurados. Si estás pensando en uno diseñado expresamente para el sistema Märklin o 3R tal vez te apetezca leer acerca del booster 601705, que describiré en un próximo artículo.

Con la aparición del sistema Mfx se evolucionó hacia la comunicación bidireccional en el protocolo Märklin. No es en realidad una verdadera comunicación bidireccional salvo en el momento en el que la locomotora se identifica y la central la "registra". Una comunicación real bidireccional es el Railcom asociado al sistema DCC.

Cuando insertamos un booster entre la central y las vías interrumpimos la señal Mfx que la locomotora envía a la central. Märklin tiene boosters con capacidad de entregar información Mfx a la central (60173, 60174), pero veremos como no siempre son imprescindibles para nuestra maqueta. El registro de las locomotoras Mfx se efectúa en el momento en que la central "ve" por primera vez esa locomotora en la maqueta. Entonces identifica todas sus capacidades (funciones, iluminación, sonidos) consultando la base de datos propia de la central Mfx. A partir de aquí ya no es relevante el protocolo Mfx. Se hace innecesario promoverlo en toda la maqueta.

Podríamos tener un tramo como el típico de programación donde encarrilamos nuestras locomotoras por primera vez en nuestra maqueta. Esta vía estará conectada directamente a la central Mfx. y ésta registrará la locomotora debidamente. Cuando ya lo ha hecho podemos hacer circular la locomotora por el resto de la maqueta, y recibirá las órdenes de la central  sin problemas, incluso a través de los boosters estándar (6015-6017-601705). Para evitar tener problemas en el tramo de salida de la vía de programación-registro podemos colocar un conmutador de dos circuitos. En una posición conectará ese tramo de vía directamente a la central, en la otra posición esa vía quedará conectada al resto de la maqueta.


No hay comentarios :

Publicar un comentario