sábado, 26 de diciembre de 2015

Dispositivo de descarga de condensador (CDU)

Normalmente nuestros motores de desvío obedecen las órdenes que les enviamos a través de los decodificadores de accesorios o directamente, por ejemplo, desde el teclado del tablero de control óptico (TCO)... aunque siempre pueden haber "excepciones a esa obediencia". Este artícuo es un avance...atentos al nuevo decodificador de accesorios K85.



¡Qué bien cuando nuestros desvíos funcionan como deben hacerlo!. Obedecen las órdenes de nuestro programa de ordenador y dirigen nuestros trenes según "el plan previsto". Una delicia!. Con el tiempo y otros factores los motores de los desvíos pueden dejar de ir "tan finos", y según aumentan los fallos empezamos a sentir una cierta inseguridad frente a la explotación automática de la maqueta...porque no vamos a cambiar los motores así, a las primeras de cambio... A veces se resuelve con alargar la duración de los impulsos eléctricos que accionan los desvíos, el mecanismo va algo más "duro", no se desliza tan bien como antes y ese extra de tiempo consigue que el cambio se realice correctamente, Aunque de vez en cuando se sigue produciendo algún fallo. Deberíamos desmontar el desvío para limpiarlo, para hacer algo de mantenimiento, pero... ¡ya está decorado... HORROR!.

En algunos círculos de aficionados es popular un sistema de mando de desvíos denominado "dispositivo de descarga de condensador". Funciona entregando al desvío una cantidad de energía mayor de la habitual descargando la que tiene almacenada un condensador de gran capacidad. La bobina recibe 20-25V en lugar de los 16V habituales pero sólo durante un breve instante, durante poco mas tiempo del necesario para actuar. Una vez descargado el condensador ya no entrega corriente por lo que la bobina no puede quemarse.



La "cosa " no está mal, pero debemos accionar otro desvío a continuación... hemos de cargar ese condensador rápidamente. La resistencia que carga el condensador debe ser capaz de dejar al condensador listo para su uso muy rápidamente. Su valor debe ser bastante bajo para poder hacerlo. Pero... ya estamos... si su valor es muy bajo, cuando accionemos el desvío, por su bobina circularán tanto la corriente que entrega el condensador como la que proporciona la resistencia... y eso, con seguridad, es excesivo.Y en nuestro auxilio viene la electrónica:


En este esquema el condensador se carga mediante un transistor que le proporciona una alta corriente, polarizado por la resistencia R1. La carga es prácticamente instantanea pero, al contrario que en el ejemplo anterior, cuando se acciona la bobina del desvío, se desconecta la carga del condensador: Cuando conectamos la bobina al circuito (accionamiento del desvío) se provoca una caida de tensión en el diodo D1, que conduce la corriente que va a la bobina). Por ello la base del transistor recibe un voltaje menos positivo que su emisor (a pesar de la resistencia) con lo que se interrumpe la conducción del transistor y la carga del condensador. Cuando se desconecta la bobina la base vuelve a ser positiva respecto al emisor y se reanuda la carga instantanea del condensador. "Et voilà", tenemos el circuito listo para un nuevo uso.

Este último circuito estará incluido en el nuevo decodificador de accesorios que estoy fabricando... que motivará un próximo artículo del blog.

No hay comentarios :

Publicar un comentario